Empresa

Del amo al líder

Cyril Levicki, profesor en London Business School y autor de varios libros de éxito, señala que la diferencia esencial entre un gran líder y un amo peligroso es el ingrediente vital del carácter moral.

Entre ambas tipologías se imponen dos estilos de dirección opuestos y, por tanto, dos visiones. Siguiendo la terminología Levicki, el amo peligroso impone un sistema autoritario, en el que decide en solitario, sin consultar, matando la participación, sin más información y pulso de la situación que la que él maneja desde su particular ángulo de visión.

La manera en la que el amo peligroso concibe al equipo está basada en un modelo clasista y su poder está legitimado por la situación privilegiada que ostenta con respecto a los demás. Las relaciones que establece están condicionadas por su clara superioridad, lo que conlleva la subordinación sumisa del resto.

El líder, en cambio, genera un entorno cooperativo, interactivo y de intercambio, en el que el consenso se hace realidad. Fomenta la comunicación y derriba las barreras tradicionales tras las que se oculta el que tiene miedo de parecer demasiado accesible a los demás y perder, de este modo, su autoridad.

El líder es consciente de que cualquier organización es una pirámide y que en cada nivel existe un conocimiento del entorno distinto y complementario con los demás. Sólo mediante el intercambio de información y la comparación de situaciones se llega a tener un conocimiento preciso de la realidad.

El líder concibe al equipo como un sistema cooperativo en el que cada uno representa un eslabón clave para conformar la cadena organizativa. El líder acompaña, coordina y se apoya en los demás para la toma de decisiones.

El primer escenario, el del amo peligroso, configura un marco en el que existe una cabeza pensante y una masa que ejecuta una tarea, sin mayor interés que el de cumplir con unos mínimos.

El segundo, el del líder, es un entorno proclive al rendimiento en el que hay una influencia positiva en el estado psicológico de los miembros del equipo, ya que se sienten parte de algo trascendente, de un proyecto de valor en el que todos participan.

Diferencias entre amo peligroso y el gran líder:

Estilos de dirección Amo peligroso Líder
Es Autoritario y dictatorial. Cooperativo, abierto y democrático.
Está Aislado y solo. Arropado.
Intereses Individuales. Colectivos.
Cree En la superioridad y en la jerarquía. En el servicio y en la complementariedad.
Genera Miedo y frustración. Ilusión y compromiso.

 

 

Advertisements
Standard